Google ya pensó en las oficinas pos-COVID-19 y así serán

Son más de 100,000 trabajadores los que en los próximos meses deberán retomar paulatinamente a la “nueva” normalidad en las oficinas de Google en Silicon Valley. Tras más de un año de teletrabajo y con la negativa de varios empleados de regresar a un lugar físico con más gente, Alphabet está rediseñando sus espacios laborales.

La idea en GooglePlex es que exista por un lado más espacio exterior para propiciar el distanciamiento social, con la instalación de carpas gigantes con módulos de trabajo, cubículos pensados en la generación “Z” que se puedan transformar de acuerdo a las necesidades de los empleados y una nueva sala de reuniones llamada “Campfire”, circular y con pantallas que puedan incorporar a la gente a través de Google Meet en videoconferencias.

Team Pods
New York Times

Tal como señala un extenso reportaje en el New York Times, los principios básicos post pandemia que quieren en Alphabet son: “el trabajo ocurre en cualquier lugar y no sólo en la oficina; lo que los empleados necesitan de un lugar de trabajo está cambiando constantemente; y los lugares de trabajo deben ser más que escritorios, salas de reuniones y comodidades”.

Campfire Google
New York Times

Otros cambios esenciales de la oficina post COVID-19 de GooglePlex

  • Sistema de ventilación y aire acondicionado personalizado para cada trabajador en cada puesto laboral.
  • “Si una reunión requiere privacidad, un robot que se parece a las entrañas de una computadora sobre ruedas y está equipado con sensores para detectar su entorno viene a inflar una pared translúcida de globos de celofán para mantener los ojos indiscretos lejos”.
  • “Una silla de oficina con altavoces direccionales en el reposacabezas reproduce ruido blanco para amortiguar el audio cercano”.

Un punto importante que considera Google, es que el distanciamiento mínimo entre los empleados cumpla con las normas recomendadas por la autoridad sanitaria: 6 pies (casi 2 metros por persona).

Oficinas Google Post COVID-19
New York Times

Pero el cambio quizás más sustancial para los que alguna vez hayan tenido la oportunidad de estar en una oficina de Google, es que en la cafetería se acabará el buffet y todo se sellará y se pondrá en cajas.

“Los aperitivos se embalarán individualmente y no se recogerán en contenedores grandes. Las salas de masajes y los centros de fitness permanecerán cerrados. Los autobuses lanzadera serán suspendidos”, recoge también el reportaje del NYT.

Recomendaciones del editor

Fuente

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: