Streamlabs dejará de usar el nombre ‘OBS’ sin permiso, pero su web sigue plagiando hasta las reseñas de otra app de streaming rival

Streamlabs dejará de usar el nombre 'OBS' sin permiso, pero su web sigue plagiando hasta las reseñas de otra app de streaming rival

Streamlabs es una compañía de software que proporciona a streamers y creadores de contenido las herramientas necesarias para retransmitir sus sesiones de streaming, incluyendo el popular software Streamlabs OBS. Hace unos días, Streamlabs anunciaron el lanzamiento de otra herramienta en colaboración con Twitch y Xbox: un estudio de transmisión basado en la web, Streamlabs Studio, destinado para ayudar a los gamers del ámbito de las videoconsolas a retransmitir sus partidas online.

Sin embargo, tanto el nombre de la primera herramienta como la web de la segunda han desencadenado polémicas de gran calibre por lo que muchos usuarios y profesionales del sector han interpretado como plagios descarados. Hace unas horas ha anunciado que rectificará (sólo) uno de esos dos plagios.


¿Qué hay detrás del nombre ‘OBS’?

‘OBS’ son las siglas de ‘Open Broadcaster Software’, un programa open source lanzado años antes que Streamlabs OBS y en cuyo código se inspiraron, dotándole de una interfaz más fácil de usar. El problema es que la compañía Streamlabs añadió ese ‘OBS’ al nombre de su programa tras haber solicitado permiso a los desarrolladores de su ‘antecesor’… y serle denegado.

Lo más ‘gracioso’ es que antes de adoptar ese nombre (a comienzos de 2019) el software se denominaba TwitchAlerts… pero tampoco le habían pedido permiso a Twitch para usarlo. Fue la presión de dicha compañía la que los motivó a usar otra marca registrada ajena.

Ayer, aprovechando la polémica que se había levantado en torno a Streamlabs Studio, los responsables de OBS tuitearon explicando lo siguiente sobre lo ocurrido en torno al nombre de Streamlabs OBS:

«Cuando estaba a punto de lanzarse Streamlabs OBS, [la compañía] Streamlabs se puso en contacto con nosotros [para preguntar] sobre el uso del nombre ‘OBS’. Les pedimos amablemente que no lo hicieran.

Pese a eso, ellos finalmente decidieron hacerlo, y siguieron haciendo uso de una marca registrada. Hemos tratado de resolver esto en privado y no han cooperado en ningún momento».

La razón de la negativa de OBS es que veían venir lo que finalmente terminó ocurriendo:

«A menudo nos enfrentamos a usuarios confundidos e incluso a empresas que no entienden la diferencia entre las dos aplicaciones. Los voluntarios encargados del soporte a veces se encuentran con usuarios cabreados que exigen reembolsos. Hemos tenido, incluso, interacciones con varias compañías que no se habían dado cuenta de que ambas aplicaciones eran completamente distintas».

En palabras de OBS, Streamlabs ha respetado los términos de la licencia GNU, pero «ha ignorado el espíritu del código abierto».

Finalmente, ayer Streamlabs lanzó un comunicado anunciando una rectificación: procederá a eliminar el ‘OBS’ de su denominación y asumirá «toda la responsabilidad por sus acciones».

{«videoId»:»x7zjpu3″,»autoplay»:true,»title»:»Primeros pasos en TWITCH Cómo configurar OBS y PERSONALIZAR tu CANAL»}

Plagiando hasta las reseñas de Lightstream

Pero esa rectificación tardía llega en un momento en el que numerosas voces del ‘mundillo’ del streaming están cargando contra Streamlabs por una polémica aún mayor y más reciente, en torno a su nuevo producto Streamlabs Studio. Stu Grubbs, CEO de Lighstream, lo resumía hace dos días en Twitter:

«El equipo de Streamlabs debería estar avergonzado. Tras lo de OBS, ahora se dedican a copiarnos desde la plantilla hasta cada palabra de nuestro sitio web de marketing».

Minutos antes, la cuenta corporativa de Lightstream en Twitter había planteado el asunto en términos más mordaces:

La imagen incluida en dicho tuit resume bastante bien la ‘similaridad’ entre ambas webs. Pero no es sólo una cuestión estética, el streamer iamBrandon afirmaba el martes en Twitter que incluso las reseñas de los usuarios recogidas en el sitio de Streamlabs son una copia:

«Lo sé porque yo mismo me puse en contacto con las personas que hicieron esos comentarios cuando trabajaba en Lighstream».

Ahora, multitud de streamers están señalando a Streamlabs por haber copiado tanto el concepto del software como la web de Lightstream, y están anunciando su inminente abandono de sus aplicaciones si no rectifican lo antes posible.

(function() { window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {}; var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0]; if (_JS_MODULES.instagram) { var instagramScript = document.createElement(‘script’); instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’; instagramScript.async = true; instagramScript.defer = true; headElement.appendChild(instagramScript); } })();


La noticia Streamlabs dejará de usar el nombre ‘OBS’ sin permiso, pero su web sigue plagiando hasta las reseñas de otra app de streaming rival fue publicada originalmente en Genbeta por Marcos Merino .

Fuente

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: