Un desarrollador sabotea sus exitosos proyectos open source en GitHub para fastidiar a grandes empresas que usan gratis su trabajo

Un desarrollador sabotea sus exitosos proyectos open source en GitHub para fastidiar a grandes empresas que usan gratis su trabajo

Github ha sido motivo de polémica en las últimas horas. Un desarrollador de código abierto, Marak Squires o Marak en Twitter, ha denunciado que la plataforma ha cerrado sus cuentas y proyectos (cientos, según él), después de cambiar dos bibliotecas creadas por él mismo a una versión diferente. Las bibliotecas cambiadas son utilizadas por muchas personas y se llaman ‘colors’ y ‘faker’.

Ahora Marak tiene una versión de los hechos y la plataforma otra bien diferente. Y otras voces se han planteado si los usuarios de Github son usados como empleados por la plataforma y se ha reabierto la discusión sobre software, propiedad y código abierto. El mismo Marak Squires dice que no quiere apoyar más tiempo plataformas como esta con su trabajo hecho de forma gratuita. Hay que recordar que Github es propiedad de Microsoft.

Con esta polémica el desarrollador ha querido también poner sobre la mesa el nombre de Aaron Schwartz, uno de los creadores de Reddit, RSS y Creative Commons y promotor de diversas iniciativas para que Internet fuera un espacio donde compartir más archivos de licencias abiertas. Se suicidó siendo muy joven tras haber sido sometido a una muy fuerte persecución judicial. Marak cambió el archivo Readme de faker.js con una nueva descripción: «¿Qué pasó realmente con Aaron Swartz?».

Cambio de dos paquetes muy usados en Github

Colors

Las aplicaciones que utilizan las populares librerías de código abierto ‘colors’ y ‘faker’ pasaron la pasada semana a sufrir problemas: imprimían datos incoherentes y se rompían. En principio parecía que las bibliotecas en npm (el sistema de gestión de paquetes por defecto para Node.js, que se ha convertido en el centro del intercambio de código JavaScript y también propiedad de Microsoft), habían sido comprometidas.

Pero luego resultó que el desarrollador de estas dos bibliotecas, Marak Squires, había introducido un «commit maligno» (una revisión de archivo en GitHub, pero a pesar del nombre que le han dado varios medios, no infectaba otros archivos ni robaba datos, solo fue un cambio del mensaje) en colors.js que añade «un nuevo módulo de bandera americana» y que lanzó la versión 6.6.6 de faker.js, lo que también llevó a los mismos problemas. Las versiones saboteadas hacen que las aplicaciones emitan infinitamente letras y símbolos extraños, empezando por tres líneas de texto que dicen «LIBERTY LIBERTY LIBERTY».

Liberty github

Resultó que el desarrollador de estas bibliotecas quiso, de forma intencionada, afectar a los miles de proyectos que dependen de ‘colors’ y de ‘faker’. Cabe decir que la biblioteca colors recibe más de 20 millones de descargas semanales sólo en npm y tiene casi 19.000 proyectos que dependen de ella. Por su parte, faker recibe más de 2,8 millones de descargas semanales en npm y tiene más de 2.500 proyectos y aplicaciones que dependen de su código.

Tras esto, el creador de estas bibliotecas, Marak, anunció que «Github ha suspendido mi acceso a todos los proyectos públicos y privados. Tengo cientos de proyectos».

Según Bleeping Computer, parece que color.js ha sido actualizado a una versión que funciona, faker.js seguía con el problema (que puede solucionarse descargando una versión anterior, la 5.5.3).

La protesta del desarrollador

Firefox Ay630drbyz

Marak Squires, el desarrollador, habría corrompido a propósito las dos bibliotecas de código abierto en GitHub a modo de protesta. Lo que quiso el desarrollador con esto, según lo que se conoce hasta ahora, ha sido protestar contra las megacorporaciones y los consumidores comerciales de proyectos de código abierto que confían y usan ampliamente el software libre y comunitario pero que, según el desarrollador, luego «no devuelven nada a la comunidad».

En noviembre de 2020, Marak advirtió a través de una publicación de Github, y archivada en web.archive.org, que ya no apoyaría a las grandes corporaciones con su «trabajo gratuito» y que las entidades comerciales deberían considerar la posibilidad de compensar al desarrollador con un salario anual de «seis cifras».

«Ya no voy a apoyar a las empresas de Fortune 500 (ni a otras de menor tamaño) con mi trabajo gratuito. No hay mucho más que decir», era lo que había advertido el desarrollador hace más de un año.

Polémica por la reacción de Github

Github

La polémica no acaba aquí, el hecho de que Github bloquease al desarrollador de acceder a sus «cientos» de proyectos, ha llevado a otra disputa en redes sociales: ¿trata la plataforma a sus usuarios, que dan su trabajo gratis para otros, como si fueran empleados?

Es decir, un desarrollador puede compartir sus creaciones, pero parece que no puede fácilmente modificarlas ni eliminarlas sin sufrir repercusiones por ello. The Verge se ha puesto en contacto con GitHub para pedirle una explicación al respecto, pero no hay declaraciones por el momento.

Aquí cabe recordar que aunque el desarrollador de código abierto comparta sus creaciones sin cobrar, Github es propiedad de Microsoft. La de Redmond pagó en 2018 7.500 millones de dólares por la plataforma que permite a los desarrolladores alojar su código en la nube, utilizando el sistema que fue creado por Linus Torvalds (el fundador de Linux) en el año 2005. Y esto llevó a mucha disputa y descontento sobre la independencia de este servicio.

La misma Microsoft adquirió en 2020 npm para integrarlo en GitHub y hacer la comunidad más atractiva para los desarrolladores JavaScript.

Como ya publicamos en Genbeta en aquel momento, para algunos desarrolladores esta adquisición significa que Microsoft pasó a ser dueña de prácticamente todo su entorno de trabajo para escribir código en JavaScript, si suman GitHub con npm y añaden TypScript y Visual Studio Code. Otros incluso han comentado que en la práctica, Microsoft casi pasa a ser dueña de JavaScript.

(function() { window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {}; var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0]; if (_JS_MODULES.instagram) { var instagramScript = document.createElement(‘script’); instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’; instagramScript.async = true; instagramScript.defer = true; headElement.appendChild(instagramScript); } })();


La noticia Un desarrollador sabotea sus exitosos proyectos open source en GitHub para fastidiar a grandes empresas que usan gratis su trabajo fue publicada originalmente en Genbeta por Bárbara Bécares .

Fuente

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: