Un programador de 12 años devuelve la vida al escritorio Unity de Ubuntu con su primera actualización relevante desde 2016

Un programador de 12 años devuelve la vida al escritorio Unity de Ubuntu con su primera actualización relevante desde 2016

El pasado mes de febrero te hablábamos de la historia de Rudra Saraswat, un joven programador indio que, a la tierna edad de 12 años, ya lideraba tres distribuciones derivadas de Ubuntu, y había desarrollado varias apps (como, por ejemplo, Gamebuntu). Saraswat explicaba cómo había aprovechado las dos horas al día que su madre le permitía dedicar a la informática «mientras saque buenas notas»:

«Lancé la primera beta de Ubuntu Unity aprovechando esas dos horas, y dos días después la noticia apareció en Forbes: fue entonces cuando se dio cuenta de que había hecho algo grande«.

Quizás el último gran aficionado al escritorio Unity (hasta ahora)

Precisamente Unity es uno de sus proyectos preferidos: es el actual mantenedor de Unity7, de su previsto sucesor UnityX y de la única distribución que trae este escritorio como predeterminado: el ‘remix’ Ubuntu Unity.

Saraswat lleva siendo usuario de Unity precisamente desde el mismo año en que Canonical anunció su sustitución como escritorio de Ubuntu; es decir, desde 2017, cuando nuestro protagonista tenía sólo 7 años. Para él, Unity existe desde que tiene memoria (o más bien antes, puesto que el entorno de escritorio en cuestión se lanzó cuando sólo tenía dos años).

A causa del abandono de Unity por parte de Canonical, en favor de GNOME, este entorno de escritorio llevaba desde 2016 sin experimentar ninguna actualización relevante. Al menos no hasta ayer mismo, cuando los esfuerzos de Saraswat y sus colaboradores de proyecto se tradujeron finalmente en el lanzamiento de Unity 7.6.

¿Qué hay de nuevo, viejo?

Siendo el primer lanzamiento en tanto tiempo, era de esperar que llegase con un buen puñado de novedades bajo el brazo, empezando por un estilo más plano o ‘flat’ —de acuerdo con la moda que se ha ido imponiendo en el resto de entornos de escritorios (y no sólo en Linux)— y la introducción de los colores de énfasis y las esquinas redondeadas.

Neofetch

También veremos, por ejemplo, un HUD y un dashboard rediseñados o al explorador de archivos Nemo (del proyecto Cinnamon) sustituyendo al Nautilus de GNOME. Pero quizá los mayores cambios vengan de la mano de una mejora del rendimiento, habiéndose reducido el consumo de memoria RAM en hasta 800 MB, haciendo de la experiencia de uso de Unity algo mucho más fluido que hasta ahora.

Quiero probar Unity en mi Ubuntu, ¿cómo?

La forma más sencilla de poder probar el nuevo Unity 7.6 pasa por descargarnos la versión más reciente de la distribución Ubuntu Unity, pero si somos usuarios de cualquier otro ‘sabor’ de Ubuntu 22.04 LTS podremos instalar Unity en el mismo ejecutando los siguientes comandos:

  1. sudo wget https://repo.unityx.org/unityx.key
  2. sudo apt-key add unityx.key
  3. echo ‘deb https://repo.unityx.org/main stable main’ | sudo tee /etc/apt/sources.list.d/unity-x.list
  4. sudo apt-get update && sudo apt-get install -y unity

(function() { window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {}; var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0]; if (_JS_MODULES.instagram) { var instagramScript = document.createElement(‘script’); instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’; instagramScript.async = true; instagramScript.defer = true; headElement.appendChild(instagramScript); } })();


La noticia Un programador de 12 años devuelve la vida al escritorio Unity de Ubuntu con su primera actualización relevante desde 2016 fue publicada originalmente en Genbeta por Marcos Merino .

Fuente

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: