Meta y Google necesitan recortar plantilla y recurren a nuevos métodos: así son los despidos y la contratación silenciosa

Meta y Google necesitan recortar plantilla y recurren a nuevos métodos: así son los despidos y la contratación silenciosa

Este verano donde se está hablando de una recesión económica, también se habla de despidos en grandes empresas tecnológicas (Coinbase, cuando ni siquiera la gente había comenzado, Shopify, Klarna, con unos despidos muy polémicos, también Booking hace unos meses, Netflix en su crisis del streaming… y ahora parece que Google y Meta también quieren despedir a gente, pero sin decirlo abiertamente.

Hay una tendencia que se ha denominado como despido silencioso. Esto quiere decir que una empresa no llama a un empleado y le dice «estás despedido tienes que irte», sino que le va ofreciendo puestos dentro de la compañía o tareas aburridas en las que el empleado ya no se siente valioso, para ver si acaba dejando el puesto. O incluso no tratar especialmente bien a los trabajadores.

Y otra técnica es la contratación silenciosa, que es la de dar responsabilidad a los empleados internos más productivos en áreas que no son las suyas y, si las cumplen, pueden acabar ocupando nuevas vacantes, a veces con mejores sueldos.

Y todo apunta a que tanto Meta como Google se han unido a estas prácticas (cada uno con su estrategia como veremos). En vez de ejercer en los despidos de la forma directa se está viendo una reestructuración dentro de las dos firmas y técnicas que encajan en los despidos y las contrataciones silenciosas.

Qué está pasando con Google

Kai Wenzel 06mhffyv6yy Unsplash

Google tiene ahora mismo casi un 21% más de empleados que hace un año. Y en estos momentos de vacas flacas se ha conocido que está llevando a cabo diferentes reestructuraciones internas que apuntan a un despido silencioso (que se conoce como «quiet firing»). Por ejemplo, 50 de los empleados de su incubadora la llamada Area 120, es decir la mitad, tendrán que moverse de divisiones y puestos para estar dentro de la empresa y tienen solo 90 días para ello.

Al mismo tiempo, usa otras técnicas que han sido definidas como «contratación silenciosa» o quiet hiring: básicamente, la «contratación silenciosa» significa centrarse en los empleados más productivos, tal vez incluso dándoles responsabilidades adicionales que demuestran que tienen lo que se necesita para sobresalir en un papel determinado, según Inc.

Un estudio de Personnel Psychology, de las universidades de Indiana y Longwood, ambas en Estados Unidos, afirma que «los empleados de alto rendimiento pueden producir un 400% más que el empleado medio, por lo que, desde el punto de vista empresarial» y, por ello, darles prioridad es una técnica que usan algunas empresas.

El proceso de contratación silencioso busca primero a los candidatos internos. Más concretamente, busca al personal que ha empezado a asumir tareas y responsabilidades por encima de los parámetros de su descripción de trabajo. El resultado es que, efectivamente, empiezan a trabajar en el puesto que desean, o al menos empiezan a hacer algo de lo que implica, antes de conseguir realmente ese otro trabajo de más responsabilidad.

A cambio, los empleados demuestran a los empresarios que tienen lo necesario para desempeñar bien esa función. Dicen los expertos que «para los empresarios, hay mucho menos riesgo, así como poco o ningún coste asociado a la contratación y la formación, lo que puede suponer un gran ahorro de dinero».

El resultado es que, con las estrategias de contratación interna, los que renuncian silenciosamente (gente que pasa a esforzarse menos en sus tareas) no son tenidos en cuenta para los ascensos y acaban ganando miles de dólares menos al año. Y parece ser que Google aplica esta técnica: la estrategia de contratación silenciosa de Google busca sólo candidatos internos para cubrir sus vacantes y, además para el personal externo necesita alguna recomendación interna.

Para cada nueva contratación, Google emplea un comité de contratación formado por un panel de cinco o seis empleados de Google. El panel revisa y puntúa las solicitudes y crea lo que podría llamarse un paquete de candidatos que se reduce a cinco aspectos clave, cada uno de los cuales recibe una puntuación entre uno y cuatro.

La estrategia de Meta

Alex Haney Agqzy Uj3s4 Unsplash

Por su parte, Meta sí parece estar apostando por el despido silencioso, después de que su metaverso, que no acaba de convencer (por cutre), está arrastrando a la empresa de Mark Zuckerberg a grandes pérdidas.

Con esta situación, en lugar de realizar despidos, Meta está reorganizando los departamentos y dando a los empleados afectados un plazo limitado -30 días- para que soliciten otras funciones dentro de la empresa. Aunque esta práctica existe desde hace mucho tiempo en la empresa con sede en Menlo Park, normalmente se utilizaba para eliminar a los empleados de bajo rendimiento. Sin embargo, ahora «los trabajadores con buena reputación y buenas evaluaciones de rendimiento, también se están viendo afectados», según ha podido saber The Wall Street Journal.

«Muchos equipos se van a reducir para que podamos trasladar la energía a otras áreas dentro de la empresa», había dicho Mark Zuckerberg, CEO de Meta, en julio de 2022. También dijo a los empleados que se abrochasen el cinturón para un «período intenso» de 18 a 24 meses -si no más-, añadiendo que «creo que algunos de vosotros podríais llegar a decir que este lugar no es para vosotros». Y esa autoselección me parece bien».

Además, se conoce que desde la dirección se pidió a los gerentes que empezaran a identificar a los empleados de bajo rendimiento incluso antes de este discurso de Zuckerberg.

(function() { window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {}; var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0]; if (_JS_MODULES.instagram) { var instagramScript = document.createElement(‘script’); instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’; instagramScript.async = true; instagramScript.defer = true; headElement.appendChild(instagramScript); } })();


La noticia Meta y Google necesitan recortar plantilla y recurren a nuevos métodos: así son los despidos y la contratación silenciosa fue publicada originalmente en Genbeta por Bárbara Bécares .

Fuente

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: